Evento en Anglomania

Esta mañana he tenido el privilegio de asistir a un interesantísimo workshop en la tienda Anglomanía de Madrid. Los encargados de ilustrarnos en este tan agradable encuentro (¡con desayuno incluido!) han sido dos italianos expertos de la marca Thomas Mason, que nos han explicado paso a paso el fascinante proceso de fabricación, desde la plantación del algodón hasta el hilado de las camisas.



Uno de los motivos por el que me interesa tanto la moda, es por todo lo que se esconde detrás de ella. O como dice Malala Vega (propietaria de Anglomanía), “lo que se hace en la cocina”. Esto es lo que encuentro más apasionante: la cantidad de personas que han de implicarse en todo el proceso, las máquinas que se utilizan, todos los factores que hay que tener en cuenta y sobre todo, y aquí viene lo más fascinante, la tremenda coordinación que debe haber entre cada eslabón que compone la cadena de producción.


Me ha gustado mucho comprobar cómo el grupo Albini (propietarios de Thomas Mason) pone atención a cada detalle y controla minuciosamente el recorrido del algodón hasta que este se convierte en fibras. Lo primero que llamó mi atención es que los recolectores de algodón utilizan sacos hechos de algodón, pues de utilizar bolsas de plástico contaminarían la materia prima. Otro aspecto interesante ha sido descubrir cómo unas máquinas, mediante una técnica de estiramiento y torsión del algodón, consiguen transformarlo en finas fibras o lo que solemos denominar como “hilos”.

Como no quiero aburriros con mi literatura, a continuación os dejo un vídeo para que véais de lo que hablo: 

 

Y en esta web (AlbiniGroup) podéis encontrar más vídeos interesantes acerca del tratamiento del algodón, los controles de calidad, la coloración, etc.

Antes de despedirme quería deciros que Thomas Mason es la firma más excéntrica y atrevida de las cuatro que posee el grupo empresarial Albini. Las otras tres son: Cotonificio Albini (clasicismo italiano), David & John Anderson (estilo británico, más moderado que Thomas Mason) y Albiate Milano (la línea más casual).


Y por supuesto, a quien no conozca Anglomanía, le recomiendo encarecidamente acercarse a descubrirla. Abrió sus puertas en España hace 12 años y en aquel entonces era la única tienda española de estilo británico. Hoy permanecen fieles a ese espíritu, reinventándose en cada temporada y ofreciendo prendas que desprenden ese aura inconfundible del estilo de vestir británico. Y si decidís compraros unos zapatos allí, os los podréis probar en una de las dos maravillosas sillas Van Der Rohe que tienen decorando la tienda. Está situada en el número 16 de calle Villanueva de Madrid, perpendicular a la emblemática calle Serrano. 

Silla Van Der Rohe, la calidad está en los detalles

Javier Camacho
DirCom Manoletinos